jueves, 30 de agosto de 2007

Delicias: Fábrica de Chocolate Menier de Jules Saulnier

Inauguramos esta sección (etiqueta) con una joya: la Fábrica de Chocolates Menier -hoy propiedad de Nestle- ubicada en Noisel-sur-Marne, en las afueras de París, Francia, construída por Jules Saulnier entre los años 1871 y 1873. Estructura de acero a la vista, decoración anticipando el modernismo, uso del ladrillo visto, plantas funcionales, artesanía de detalles, en fin, todo un ejemplo de momentos de cambio que capitaliza en un proyecto homogéneo gran parte de las ideas del siglo XIX. Les dejamos un breve escrito:

"...es considerada como la primera construcción-esqueleto totalmente férrea de la industria. Encima de 4 pilares de puente sobre el Marne hay soportes de acero muy fuertes, que sobresalen a los lados. Sostienen las paredes de entramado y las 2 filas de soportes interiores. Se unen con los enrejados de soporte de los techos de los pisos y con el entramado de cubierta en un sistema global de exacto ajuste que seguramente tiene su modelo en la construcción en madera. Las superficies de la pared exterior alcanzan con los travesaños diagonales que se cruzan, una estabilidad adicional así como la estructura característica. Los paños están cubiertos con ladrillos huecos de colores, que junto con los travesaños diagonales constituyen una decoración de superficie. Las ventanas imitan aberturas en el muro, con arcos de segmento de círculo..."
Breve extracto del libro Atlas de Arquitectura tomo 2, Werner Müller y Gunther Vogel, edición en castellano: Madrid 1985, Editorial Alianza
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

miércoles, 29 de agosto de 2007

Sin Comentarios 14: Mies, Niemeyer y las curvas

Bocetos de Mies y Niemeyer para sendos proyectos en terrenos dificultosos y con ángulos agudos.
1- Dibujo de Mies van der Rohe para un rascacielos de vidrio con superficies alabeadas, proyecto 1920-1921
2- Dibujo de Oscar Niemeyer para el edificio de viviendas de la Plaza de la Libertad en Belo Horizonte, con fecha octubre de 1962.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

martes, 28 de agosto de 2007

Renzo Piano en memoria de su maestro Jean Prouvé

Prouvé: engineer, architect, builder
Jean Prouvé was a model for my work. He’s a personality who has always enchanted me, ever since I was a university student. In the early 1960s, even before I had graduated from the polytechnic, I went to Paris and slipped into the Conservatoire National des Arts et Métiers and asked permission to attend Jean Prouvé’s lessons. I was very interested in this person because, especially at that age, I was very powerfully drawn by the myth of the designer builder Today I realize I was seeking an alibi, since I knew I wanted to be an architect, not a builder. That was what my father desired. So for purely strategic reasons I was attracted by all those examples that allowed me to narrow the gap between the builder’s and the architect’s craft. In that sense, Nervi’s work had a big pull on me, too. But the fact that Prouvé taught surely made it more attainable.
The experimental approach
I was highly impressed by his way of presenting the problems, his working method. For example, I remember an exercise he often gave to his students: the professor distributed a plain sheet of paper and they had to build a bridge much longer than its dimensions. Necessarily, one had to get busy, fold, cut and join the pieces using small staplers...In the end, he placed a pencil on the models to test their strength. It pretty much seemed to be a game, but actually this was the kind of exercise that obliged you to be utterly concise. At the same time, it taught you to get your mind to work in three dimensions immediately. This was one of his fixed ideas. He maintained that drawings can turn out to be a deadly trap, since one can fall in love with a sign. Instead, one has to image architecture in three dimensions right off the bat – and structurally too, of course.
The ethical attitude towards work
I met him many years later when we won the Beaubourg competition. To tell the truth, Richard and I decided to participate in the competition because we had learned that Prouvé headed the jury. Prouvé’s office was located in the Marais district, near Beaubourg. Since he loved building sites and all their bustle, he frequently dropped in on us. Interfering with the work of others wasn’t his nature; above all, his advice was ethical and concerned behavior. He exhorted us to stick to it and never be satisfied with the first result. And later on, when I lived in Paris, I kept on seeing him. We used to go out for lunch often, because he commuted. Every week he came in from Nancy and returned Thursday evening. I’m telling you this so you will com-prehend that the everyday side to his life was also imbued in work, by an attitude of constant query. I recall that once we lunched with the engineer who had designed the Deux Chevaux. Another time there was another extraordinary person, a man who had always designed airplanes. The main subjects were cars, sailboats and planes (biplanes). The discussion could focus on a particular type of joint, how a biplane’s wing distributes and sudden load caused by a gust of wind, or the concept of planned breakage. Prouvé had an extraordinary ability to move beyond the boundaries, to meet diverse fields.
A transgressive personality
In this world of meetings, of associating with terrific people who were also crazy, the patent world also was part of his way of conceiving work as constant innovation. I remember that once Prouvé ended up by getting himself involved in some wild calculations which had been kicked off by maintaining that one cubic meter of automobile cost less than a cubic meter of building. This fact seemed inconceivable to him, for cars are able to move around, heat themselves, stop and do loads of other marvelous things. This led him to reason with a very rigorous demonstration of how one could compare the real cost of one cubic meter of car to that of a building. In short, this entire way of Prouvé’s thinking lay on the borderline between the construction and the auto universes. This is my sharpest memory of Jean, this continuous crossing into other sectors. In fact, all these discussions were at the limit – even insolent – between categories that were considered sacred and untouchable, like architecture. The barriers were especially high then. It’s significant that one of the motives behind the controversy that halted work on the Beaubourg (and the stoppages were legion) was that Prouvé wasn’t an architect. So he supposedly wasn’t able to judge architecture. Prouvé was an iconoclast and, in a way, today he’s still paying for this, by being considered a sort of technician, a bit player.
Invention and design
I was struck by the modesty that led him to never talk directly about form, although all the discussions really implied formal questions. On the other hand, paying too much attention to this type of problems leads to the folly of no longer recognizing the very, very close ties between form and materials. On the contrary, the desire to deny an extemporary gesture and gratuitous form in order to root it in the materials may risk generating the opposite reaction. That is, the technical side appears to get the upper hand and take on too much importance. But Jean thought in terms of form, in terms of elegance and the strong relationships between the parts. Anybody can build using too much material. Instead, Prouvé was able to recognize what was truly necessary, he knew how to pare the structure to the bone. He had the wonderful capacity for seeing forms in space. Jean knew how to join two pieces simply by “following one”, almost as it were a hologram (I’ve always sought to cultivate this skill). At times, while chatting he followed a form, and he seemed to draw it in the air. Prouvé systematically refused to believe that thought and action could be separated. His wealth of ethical energy blended with the scientific curiosity of building and the courage of ‘doing’. He was curios about the new. Prouvé always was ready to experiment new technologies and materials. Jean knew what running risks means. In order to innovate, he was not afraid of throwing himself into things, even if it signified defeat. Each time he wandered into other fields he eluded the rules of the game; the great architecture ‘saloons’didn’t forgive him for this. They thought what he did was promiscuous, whereas it was a superlative mixture of everything. Patents are the mark of his exploratory attitude, of his experimental approach. This is meaningful because it represents design straying into invention.

Este texto forma parte de un artículo titulado "Prouvé inventor, 32 patentes", aparecido en la revista Domus nº807, de Septiembre de 1998. Junto al texto de Renzo Piano hay una excellente muestra del trabajo de JP, que recomiendo no perderse. Las imágenes de la Maison du Peuple en Clichy y el prototipo de la Maison Tropical fueron tomadas de la web y podrían tener derechos.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Un texto maestro de Le Corbusier

Segundo artículo recordando a Le Corbusier, con un fragmento del libro ideal para convencer a cualquier estudiante que la arquitectura es un camino que vale la pena caminar.
“No confundáis ese respeto, ese amor, esta admiración, con la insolencia y la indolencia de un hijo mimado decidido a evitarse todo esfuerzo personal, prefiriendo vender a sus clientes el trabajo de sus antepasados. O, bajo el efecto de la más triste dimisión de pensamientos, el país ha sido invitado a revestirse de espolios folklóricos. Un grupo numeroso de miedosos, de indigentes, de timoratos, se prepara, listo para cubrir la ciudad y el campo –todo el país- de falsedad arquitectónica. Solón hubiera castigado semejantes crímenes. Yo tenía veintitrés años de edad cuando llegué, tras cinco meses de viaje, ante el Partenón de Atenas. Su frontón se mantenía erguido, pero la larga nave del templo se hallaba en ruinas, las columnas y el entablamento habían sido volteados por la explosión de los polvorines que los turcos habían encerrado antaño en su interior. Durante semanas, toqué con mis manos inquietas, respetuosas, asombradas, esas piedras que, puestas de pie y a la altura deseada, interpretaron unas de las músicas más formidables que existen: clarines sin llamado, verdad de los dioses. Palpar es una segunda forma de la vista. La escultura o la arquitectura pueden acariciarse cuando el éxito inscrito en sus formas provoca el avance de la mano. De vuelta en Occidente, habiendo pasado por Nápoles y por Roma donde vi a los “órdenes de la arquitectura” hacer un eco discutible a esta verdad conocida sobre el Acrópolis, me resultó imposible –bien lo comprendéis- aceptar las enseñanzas “del Vignola”. ¡Este Vignola! ¿Por qué Vignola? Me sumergía en el abismo académico. No nos ilusionemos: el academisismo es una manera de no pensar que conviene a quienes temen las horas angustiosas de la invención, compensadas sin embargo por las horas del gozo del descubrimiento.

Pero Vignola no es el folklore. Ante el hormigón armado y el acero y el fracaso inevitable de Vignola, el folklore parece convertirse, en la actualidad, en el arma de reemplazo que algunos desearían esgrimir contra ese cemento armado y este acero aún y siempre amenazadores, ya triunfantes. El estudio del folklore no proporciona fórmulas mágicas capaces de resolver los problemas contemporáneos de la arquitectura: informa íntimamente acerca de las necesidades profundas y naturales de los hombres, manifestadas en las soluciones experimentadas por siglos. Nos muestra al “hombre desnudo” vistiéndose, rodeándose de utensilios y de objetos, de habitaciones y de una casa, satisfaciendo razonablemente a lo indispensable, y permitiéndose un exceso capaz de hacerle saborear la abundancia de los bienes materiales y espirituales. Todo ello experimentado por las generaciones, ajustado por lo siglos y dando una sensación de unidad como también de profunda armonía con las leyes del sitio y del clima…”

Le Corbusier
Mensaje a los Estudiantes de Arquitectura
(Edición Original de 1957)
Ediciones Infinito, Buenos Aires 1961.
Colección “Biblioteca de Arquitectos”, dirigida por los arquitectos J. E. Hardoy, C. A. Méndez Mosquera y J. A. Rey Pastor. Imágenes actuales del conjunto de Firminy, tomadas de FLICKr.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

lunes, 27 de agosto de 2007

Encuesta 4: La obra más representativa de Le Corbusier

Primera de las dos entradas que recuerdan a Le Corbusier en el aniversario de su fallecimiento, hace 42 años.
De acuerdo en un 100% con los resultados que nuestro público señaló en la última encuesta, el proyecto del convento de La Tourette es, por diversas cuestiones, la obra que mejor describe la cualidades del maestro. Original en su implantación y re-elaboración del programa y tipología, la mano del LC más artista y artesano se equilibra con el más técnico y racional. La proliferación de detalles que balancean entre ambos aspectos es vasta y por demás entretenida, usando al natural el hormigón o creando escenografías de luces y colores. Es también su proyecto más medieval tanto por el carácter como por su espíritu, y en él perduran todas las verdades de la década del veinte revisadas y subordinadas al sentir de la posguerra. Múltiples capas de sistemas y geometrías destinadas a definir espacios y articulaciones, rara vez encontramos un edificio que resuma el puntilloso trabajo de alguien tan prolífico. Aplausos, medalla y besos también para la Unidad de Habitación en Marsella, que un pasito atrás pero en la misma línea de opinión bien merecido tiene el segundo lugar.
Una observación final sobre la villa Stein, quien ha obtenido un puesto mejor que la ville Savoie, juicio que comparto por el desarrollo del conjunto, los detalles y las relaciones espaciales, mostrando un joven LC mejor arquitecto que teórico doctrinario. Gracias por participar y los invitamos a señalar en una nueva encuesta, la número 5, la mejor operación de reciclaje y/o ampliación sobre un edificio existente para destinarlo a museo.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

domingo, 26 de agosto de 2007

Pasamos las 10.000 entradas

Pasamos las 10.000 entradas, contadas a partir de mediados de mayo, mes y medio después de comenzar el blog. Creemos haber generado un espacio donde mantener despiertos a todos los personajes y proyectos que, lejos de refugiarse en un inmerecido olvido, nos enseñan a ser mejores arquitectos. Encuestas, notas, escritos, fotografías, a veces serios y en general no tanto, nos disponemos a pasear por la historia buscando episodios que mantengan la pasión por lo que nos gusta, y acompañando todos los días a cada uno en su especialidad. Personalmente gracias por visitarnos y deseamos este espacio sea cada vez más de todos los que lo encuentren de interés. Un abrazo y nos encontraremos, seguramente mañana, con un nuevo tema.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Imágenes y Palabras del Gran Niemeyer

Les dejamos unos links a distintos fragmentos de videos destinados a difundir, cada uno a su manera, la obra del gran maestro Niemeyer. Nada mal para un domingo de lluvia. Entre propagandas, mini-documentales y videos cómicos, esperamos los aliente a buscar más información sobre su obra.

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

sábado, 25 de agosto de 2007

Trivia 12: Texturas del nuevo siglo

En una cultura de miradas complejas, la pieles interiores y exteriores suelen ser delicadas elaboraciones donde el proyecto juega su personalidad. Seleccionamos algunas de las que nos llaman la atención y que le exigirá al blog-lector que intente desafiar la consigna, tener información al día. Veamos quien se lleva las palmas esta vez. Las referencias:
1- Todas las obras son contemporáneas y europeas, menos la que se está construyendo con miras a los próximos juegos olímpicos.
2- Dos de los arquitectos tienen una muy famosa obra en común,
relacionada con la cultura, que está cumpliendo su aniversario nº30
3- Uno de los dos directores del estudio que proyectó un centro comercial incluído en las imágenes, nacido en Praga, ha trabajado en los estudios de Denys Lasdun, Norman Foster, y los dos arquitectos nombrados anteriormente.
4- Un arquitecto ha diseñado en el año 1989, una torre para el área de La Defense denominada "Tour Sans Fins", que nunca pudo salir del tablero.
5- Una obra es el producto del trabajo de un estudio australiano, una famosísima empresa internacional de la ingeniería y dos empresas estatales.
6- Una obra se encuentra en las tierras del Príncipe de Inglaterra. Otra en las de Julio César.
7- Una obra pertenece a la empresa que se ocupa de las aguas en la tierra de Gaudi.
8- Una obra está destinada al trabajo legislativo.
9- Si bien el equilibrado complejo responde al programa destinado a la música, parecería parte de una escena de "El Eternauta" de Oesterheld-Solano López, en la que enormes cucarachas invaden Buenos Aires.
10- Una obra se encuentra frente a una gran nido de pájaros.
11- Una obra, que en nada respeta al entorno, se encuentra en una importantísima ciudad inglesa a menos de 200 km al nor-oeste de Londres. La otra obra perteneciente al reino unido fue inaugurada por la reina Isabel II en el 2006.
12- Dos arquitectos culminaron hace poco sendas obras en Madrid, ampliaciones de un importante Museo y el aeropuerto principal.
13 - Todavía ninguno de los arquitectos participantes de los proyectos se ha presentado para el cásting de la versión argentina de High School Musical. No sabemos si por cuestiones de tiempo o porque esperan un llamado para participar de una secuela de Patinando por un Sueño.
14 - Disfruten el fin de semana; si este trivia los ayuda, mejor.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

jueves, 23 de agosto de 2007

Philippe Starck ante la revolución digital

Hacia finales de la década del ochenta comenzaron tibiamente a ubicarse en los tableros de los estudios del primer mundo, los ordenadores. Algunos diseñadores y arquitectos vieron algo más que el simple traslado al cad de los planos que dibujaban a mano, y comenzaron a experimentar con nuevas relaciones espaciales, diferentes materiales y por sobre todo, originales morfologías. En este momento donde los caminos comenzaban a iluminarse, hemos hablado de ejemplos diferentes como el Museo Guggenheim de Bilbao y el Aeropuerto de Kansai. Pero hoy nos llama la atención un edificio de los dos construidos por Starck en Tokio en la época (el otro es el famoso de la gigantesca zanahoria dorada en su cubierta). El edificio Nani Nani, se encuentra en Shirokanedai, en la ciudad de Tokio. Realizado para el Rikugo Group, destina una cafetería en la planta baja y showrooms y oficinas en los pisos superiores. No es revolucionario en sus características espaciales, pero la dinámica forma y su concreción merecen una observación detenida. Fiel heredera del mundo del diseño industrial, que tan bien domina su autor, el edificio aparece como un monovolumen complejo, de curvas cambiantes pero siempre con líneas contínuas, de la misma manera que los autos japoneses impusieron fuertemente en la industria automotriz hasta hoy en día. El material que le configura el carácter final es chapa metálica y sus uniones evitan el acabado plástico que domina actualmente estas expresiones biomórficas. Por momentos me recuerda una parte de la historia de la arquitectura de Buenos Aires donde los edificios de planteos académicos se vestían de "modernos", pero, es justo decir, es en los momentos de cambios, crisis y nuevas oportunidades cuando estas cosas suceden. Aplausos para el maestro Philippe por la habilidad y por la astucia desplegada hacia un edificio que no quedará en el olvido. Eso si, del respeto al entorno mejor ni hablar.
Imágenes tomadas de la revista Domus, número 721, noviembre 1990. Para mayor información no duden en buscar ése número.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

miércoles, 22 de agosto de 2007

Breves: Louis Sullivan y el ornamento

“El ornamento es un lujo superficial, no un requisito esencial… favorecería mucho en nuestro provecho estético que nos abstuviéramos enteramente de usar ornamentos por un periodo de años, a fin de que nuestro pensamiento pudiera concentrarse agudamente en la producción de edificios bien formados y elegantes en su desnudez”
Louis Henry Sullivan, 1982,
Ornament in Architecture.

Cita de "Pioneros del Diseño Moderno" Nikolaus Pevsner (Londres 1936), Ediciones Infinito, Buenos Aires 2003
Fotografía de los almacenes Carson, Pirie & Scott, Chicago 1899-1904, tomada de FLickR, tiene derechos
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

martes, 21 de agosto de 2007

Sin Comentarios 13: Paxton y los huevitos Kinder

1- Planos originales de construcción del Crystal Palace, Londres 1851
2- Manual de Instrucciones de las sorpresas de los Huevos Kinder®
Sir Joseph Paxton y quien esté a cargo en la producción de los manuales para armar las sorpresas dentro de los huevos de chocolate, han ideado un sistema gráfico para personas que no saben leer ni escribir, de carácter tridimensional y fácil comprensión. Y ambos funcionan de maravillas
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

lunes, 20 de agosto de 2007

Croquis Maestros: Tadao Ando

Su arquitectura es serena, caprichosamente detallista y con una fuerte personalidad. Domina la geometría, los materiales y el emplazamiento con un pulso de artesano. Es equilibrado en la secuencia de espacios y ha resuelto propuestas edilicias con el alma más profunda de su concepción. Los croquis que acompañan las publicaciones en los medios son apenas más confusos. Esbozos de ideas en plena etapa de ajuste, como si previamente se hubieran puesto de acuerdo la mano, el corazón y el cerebro. Y en ellos vemos la última indecisión, el trazo del lápiz confirmando el camino elegido. Es el momento final de las pruebas y el trazo espera ansioso la verificación en la documentación. El maestro Tadao en la plenitud del razonamiento.
Les dejo con la incertidumbre de las obras que refieren los croquis, a modo de trivia. Las respuestas y la referencia bibliográfica en unos días en la sección comentarios.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Cuando las secuencias matemáticas crean arte

Brian Peter George St. John le Baptiste de la Salle Eno, mas conocido como Brian Eno, es un personaje de nuestros días que conserva el espíritu relatado la semana pasada en el gran Brunel, pero dedicado a los campos de la música y la electrónica y del impacto de éstas en la sociedad. Para los que no lo conocen, seguramente lo escucharon con Roxy Music o detrás de alguna canción de U2. En los últimos años viene experimentando con diferentes grados de secuencias aplicadas a la música y la pintura, algo así como la lógica matemática de la ciencia creando caminos artísticos. Les dejamos un link de su experimento 77millionpaitings como puerta para conocer su trabajo con mayor profundidad. No es una novedad pero mejor no olvidárselo.

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Horace Greenough, la máquina y la relación forma-función

Incluímos un breve texto donde Collins cita al escultor norteamericano Horace Greenough, cuando a mediados del siglo 19 construía relaciones en el mismo campo que los maestros décadas después.

“Yo pediría, a cualquier arquitecto que permite que la moda invada el dominio de sus
principios, que comparase los vehículos y barcos americanos con los ingleses, y vería que la mecánica de los Estados Unidos ha dejado atrás a los artistas”, escribió Horace Greenough en un artículo, sin fecha, “Structure Organization”. En su ensayo titulado “American Architecture”(1843), escribió: “Si pudiésemos cargar sobre la arquitectura civil las responsabilidades que pesan sobre la construcción de barcos, tendríamos desde hace tiempo edificios superiores al Partenón, como un barco de guerra moderno es superior a la galera de los argonautas. En vez de encajar a la fuerza las funciones de todo tipo de edificios en una forma general, dada previamente, y de adoptar una forma exterior sin considerar la distribución interior, empecemos por el corazón progresando desde ahí hacia fuera”.

…..si un edificio puede ser planeado de dentro afuera, esto no es lo que sucede cuando se
diseña un barco, porque en éste, el casco posee la importancia máxima, mientras que las divisiones interiores se adaptan como se pueden…(nota de PC en alusión a la frase de HG)

Peter Collins, Los Ideales de la Arquitectura Moderna, su evolución (1750-1950). Barcelona, 1970-1998, Editorial Gustavo Gilli
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

sábado, 18 de agosto de 2007

El mas grande de los artistas y su función social

Mientras resuelven, espero favorablemente, el trivia que les dejé más temprano, aprovecho que es sábado a la tardecita para incluir un link con el fragmento de la película "Modern Times" (Tiempos Modernos), de 1936, escrita, dirigida y protagonizada por el artista magistral Sir Charles Chaplin. Un ser humano que ha comprendido la función social a la cual una estrella del espectáculo debería atenerse y que complementa al entretenimiento puro. Nos hace reir pero también nos refleja las particularidades sociales de su época, y cuando éstas lo indignan, lo expresa crudamente como la visión del impacto industral en este largometraje.
Para los que ayer concurrieron a la teórica de H3, este es el fragmento de Chaplin que no pudimos ver. Que lo disfruten.

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Trivia 11: Expresiones religiosas contemporáneas

Volvemos a los edificios dedicados a los espacios religiosos, ahora en un nivel tan difícil que ni el mismísimo Le Corbusier lo hubiera podido resolver (dado que lamentablemente no ha llegado a conocer estas obras) Expresiones directas de nuestro tiempo y que abren el abanico de caminos mediante los cuales algunos profesionales intentan desenvolverse. Los dejamos entonces con las referencias y esperamos tengan la suerte y el conocimiento de vuestro lado (que siempre ayudan)
1- Una obra está ubicada en América, una en Asia y dos en Europa
2- Dos de los arquitectos han recibido el premio Pritzker, en los años donde en los cines se pudo ir a ver Stop Making Sense y Blues Brothers 2000.
3- Una obra se encuentra ubicada en las afueras de la capital del antiguo imperio
4- Una obra llevó tanto tiempo en construirse que parece haber reimpulsado la frase cocoliche: Piano, piano, se va lontano.
5- Un arquitecto formó parte de los Five, pero no de los Jackson Five (creo este chiste malo ya lo hice)
6- Un arquitecto norteamericano recibió a fines de la década del noventa la medalla de honor de la AIA. El edificio involucrado en este trivia recibió la National AIA Design
7- Un arquitecto suizo ha trabajado con Le Corbusier y con Kahn
8- Dos arquitectos salieron a la luz de los medios con sus viviendas a comienzo de la década del 70.
9- El arquitecto italiano ha proyectado un shopping en el centro de una importante capital europea, cuyo trazado experimental le fue muy útil al planteo final para un aeropuerto en el lejano oriente, ganado por concurso poco tiempo después.
10- Si todavía no encuentran respuestas le pueden preguntar al Padre Pío y a San Ignacio que por ahí les ayudan.
11- Una de las obras que pertenecen a una Universidad es una sinagoga.
12 - Ninguno de los arquitectos fue invitado a almorzar al programa de Mirta Legrand.
Suerte y buen fin de semana

Editado por el arq. Martín Lisnovsky

jueves, 16 de agosto de 2007

Un Mundo de Imágenes

Cuando Roberto Carlos escribió su gran éxito “Un millón de amigos”, encontró la razón de ser de Internet mucho antes que ella existiese. Quizás ese fue el impulso que necesitaban los técnicos que unieron virtualmente al globo.
Los que peinan canas o los que ya ni esa suerte tienen recordarán rogar a una pariente o amigo cercano para que en un determinado viaje nos saquen, por ejemplo, “fotografías de ese edificio anaranjado con grandes vidrios en la esquina del Beaubourg”, ante la mirada sorpresiva que emanaba una comprendida vergüenza ajena. Ahora, gracias a los sitios de intercambio de fotografías, les podemos permitir que se vayan de Shopping o a entonarse a un Pub porque hay miles de apasionados por los ladrillos como nosotros visitando los edificios de interés, que ponen a disposición sus fotos, la mayoría de ellas de excelente nivel y tomadas con la mirada de un estudiante de arquitectura, arquitecto o fotógrafo. Un milagro para alguien que se despertó una década después de la siesta.
El mejor de todos ellos o al menos el que mayor entusiasmo me genera es FLICKR, www.flickr.com, donde también encontrarán fotografías de todo tipo. Los invitamos a participar con vuestras fotos de estos sitios y recuerden que la mayoría expresa claramente la conservación de los derechos, es decir de la propiedad intelectual y lo que de ella se emana. Prueben entonces con un mate y unas medialunas recorrer el mundo con las imágenes más actuales, inclusive de ayer, de las obras de nuestros héroes.
...Quiero tener un millón de amigos y así más fotos poder sacar…
Imágenes correspondientes a la Iglesia de Santa María Novella de Alberti en Florencia, el Palacio de Katsura en Kyoto, el Transparente de la Catedral de Toledo, las Ruinas de las Misiones Jesuíticas de San Ignacio y el Royal Crescent de Bath proyectado por Wood. Recuerden que todas ellas tienen derechos.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

miércoles, 15 de agosto de 2007

The Great Conservatory, papá del Crystal Palace

Hoy, aprovechando el tiempo cálido del hemisferio norte, damos un paseo por Middlesex, para visitar la Syon House. Pero lo que más nos interesa, el verdadero objetivo del día, es observar el Gran Conservatorio ubicado en el extenso parque que, en la primera mitad del siglo XIX, construyó Charles Fowler. Un antecedente directo y cercano al Crystal Palace con relatos varios que indican el estudio previo y gran inspiración por parte de Sir Joseph Paxton. Una joyita de cual algunos detalles adjunto, ya que fue construido en piedra, hierro y vidrio en una sistema incipiente pero prefabricado y armado en el sitio. Recordamos al también responsable del Covent Garden Market, hoy transformado en un centro turístico en el corazón de Londres, y brindamos en su memoria por el gran trabajo realizado. Salud Charles!
Las imágenes fueron tomadas de FLICKR, fotógrafo autor: "bradman334" y tienen derechos.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

martes, 14 de agosto de 2007

Frei Otto en el camino de una nueva Modernidad

Desde que la tecnología desarrollada para ciencias aeroespaciales y la industria cinematográfica educara a la geometría dentro de los parámetros de la física, los arquitectos se han sentido con una gran libertad de expresión, inclusive más allá de lo que es posible construir. Caminos sin compromiso, en algunos casos, siquiera con las invariables del tablero. Antes aún de esta tormenta digital, Frei Otto comenzó una búsqueda pormenorizada en el comportamiento de la naturaleza que le posibilitó luego poder desarrollar originales estructuras, madres y abuelas de las que hoy observamos. Que mejor ocasión que adjuntar parte de un texto sobre la revisión de la modernidad, analizada en la década del ochenta en Europa en ocasión de una exposición dedicada al tema, en los párrafos dedicados a Otto y su trabajo.

"Wachsmann comparó el elemento imaginado de su último ensayo de sistema con una clavícula, mientras que Frei Otto se refiere con profundidad científica al modelo de la naturaleza. No lo hizo, como Finsterlin antes de él, de un modo asociativo, sino que ha examinado las construcciones de la naturaleza: el hilo de una telaraña, la cáscara de una diatomea o la tensión en una burbuja de agua; también ha estudiado la firmeza de las membranas de estructuras óseas, y de eso desarrolló todo un programa de investigación. Cuando Otto construyó en 1967 su tienda de Montreal, se reiniciaba la idea de tomar como modelo la construcción de tienda tradicional y de avanzar en ámbitos de aquellas construcciones que hasta entonces no habían sido tomadas en serio. Cuando colocó las membranas sintéticas sobre el esqueleto de madera, del pabellón de usos múltiples en Mannheim, había descubierto, como ejemplo, las construcciones de tablas de madera de la arquitectura del jardín del barroco, lo que es otro hecho marginal efímero.
Otto, que admira a Gropius y se considera perteneciente a la tradición del Bauhaus, muy alejado de lo “Moderno Blanco” que anhela lo absoluto, no valorizaba como norma a la geometría de las formas primarias, sino que había descubierto paradigmas muy diferentes del construir –también un acto de “autofundamentación”-. De este modo aparece la investigación de las estructuras de la naturaleza como búsqueda de normas y tentativas de legitimación. La confirmación del propio proceder no se encuentra en los estilos arquitectónico de la historia, sino en la economía multiforme de las construcciones naturales, de los seres vivientes….El postulado de una autofundamentación de lo Moderno “que debe crear la normatividad de sí mismo” (J.Habermas), conduce fuera del paradigma estilístico de la historia de la construcción, hacia el paradigma de la nauraleza o hacia los ámbitos de una arquitectura de corta vida, no tomada en cuenta por la historia de los estilos. Es decir, lo Moderno no queda aislado en sí mismo, sique buscando, como antes, la referencia legitimizante, pero no históricamente cargada. La multiplicidad de estas instancias de referencia corresponde al pluralismo de los ensayos de autofundamentación. Con la referencia a lo mimético de la naturaleza se hace olvidar radicalmente la historicidad. Con el reconocimiento de un construir que antes había quedado como un quehacer marginado, y el que desde un principio no había reclamado el derecho de una validez especial, se logra el rompimiento de la representación arquitectónica en forma casi inmediata…las burbujas grises del pabellón de Mannheim no tienen igual en su tipología…Su “lenguaje” no encuentra punto de apoyo en un lenguaje de las convenciones representativas: no transmite ninguna exigencia de dignidad, ningún gesto de poder o importancia…
¿Es el pabellón de Mannheim todavía arquitectura?...Si hay alguna construcción del presente que prescinde de todo indicio teóricamente buscado de un modelo, de algo valedero y probado, es ésta. Pues, ¿no tendríamos que buscar más bien aquí la radicalidad de lo Moderno en su consecuencia de autofundamentación, y no en las “formas puras bajo la luz” de Le Corbusier, cuya filiación histórica Emil Kaufmann ha derivado de la arquitectura de la Revolución Francesa alrededor de 1800,a pesar de toda la exigencia de la innovación?...¿No es que una tal Modernidad permanece como un caso único, un ejemplo de ensayo más extremo de independencia?
En una época que fija como norma la consideración con el mundo circundante construido, y que orienta también la edificación nueva por la previamente existente, el ejemplo de un demostrativo todo o nada, de lo radicalmente independiente y lo completamente distinto y la afirmación de una Modernidad autónoma, es una provocación que es necesaria como una visible corrección. El futuro recién ha comenzado.”

Visión de la Modernidad, Heinrich Klotz, director del Museo de Arquitectura de Frankfurt para el catálogo de la exposición que lleva ese mismo nombre. Publicado en la revista summarios 107, “Modernidad y Tecnología 1”, de noviembre de 1986. Colección summarios: Editora Lala Méndez Mosquera, Directora Marina Waisman.

Imágenes del Estadio Olímpico de Munich 1968-1972 y del Salón Múltiple de Mannheim en 1975, tomadas de la Web. Podrían tener derechos
Editado por el arq. Martín Lisnovsky


Blog Widget by LinkWithin